Las Conservas Caseras

Las conservas caseras, son tan antiguas como el ser humano.

Estas prácticas respondían a la necesidad de acumular alimentos en las épocas de abundancia para contar con ellos durante la escasez.

Las conservas caseras, son tan antiguas como el ser humano.

Estas prácticas respondían a la necesidad de acumular alimentos en las épocas de abundancia para contar con ellos durante la escasez.

Las Conservas Caseras

Las Conservas Caseras, son tan antiguas como el ser humano.

Estas prácticas respondían a la necesidad de acumular alimentos en las épocas de abundancia para contar con ellos durante la escasez.

A través de la observación y la experiencia se aprendió que el frío o el sol (el calor) aumentaban el tiempo de conservación de los alimentos, posteriormente se fueron agregando conservantes naturales como la sal, el vinagre y azúcar.

En la actualidad la elaboración de conservas caseras, es una forma de aprovechar la materia prima que abunda en la época de producción y también de cubrir las necesidades de autoconsumo.

Mientras que en otros casos es una fuente de ingresos cuando el destino final es la comercialización.

Cualquiera sea el motivo, el esfuerzo, el tiempo y el gasto se recompensa con la satisfacción que proporciona el preparar uno mismo las propias conservas.

Qué son Las Conservas Caseras?

Las Conservas Caseras son alimentos que han sido sometidos a un adecuado proceso de elaboración, con el fin de preservarlos, evitando su deterioro microbiano y enzimático, permitiendo de este modo, conservarlos a través del tiempo en óptimas condiciones, logrando un producto sano, saludable y seguro.

Elaborar las conservas caseras es un procedimiento sencillo y natural que puede realizarse en el hogar con el fin de lograr exquisitas confituras, mermeladas, lácteos, dulces, licores y otras cosas ricas con frutas y hortalizas frescas de la estación.

Desde mi infancia ví a mi mamá y mi abuela preparar exquisitas conservas de durazno, membrillo, uvas, ciruelas, tomates, morrones y otras tantas no tan apetecidas por mí, dulces, mermeladas, en almibar, en vinagre o salmuera o deshidratados al sol. Y ni qué decir de las berenjenas en escabeche de mi tía Ana.

Recuerdo que algunos escabeches los conservaban en basijas de barro. Manjares espectaculares realmente.

La tradición continúa hoy día y ya no solo por la necesidad de la mera conservación, sino porque las conservas tienen sabores y aromas exquisitos.

Métodos de conservación

Existen varias técnicas de conservar alimentos; algunas son prácticas muy antiguas como el secado al sol o a la sombra según el tipo sea carnes o vegetales, la salazón, el vinagre, el azúcar, el ahumado y métodos modernos incluyen la congelación y el uso de deshidratadores eléctricos, entre otros.

Estos métodos son utilizados tanto para vegetales como para productos cárnicos, sin embargo el azúcar es utilizado preferentemente en conservación de frutas, el vinagre para verduras, elahumado para ciertos vegetales (ajíes ahumados por ejemplo) y carnes, el secado al sol para verduras y frutas, mientras que el secado a la sombra y a temperaturas preferentemente frescas y con baja humedad es muy utilizado para las carnes (chorizos, jamones, bondiolas, etc.)

En nuestra tienda puedes adquirir productos artesanales de la mejor calidad, te invitamos a visitar la tienda La Cocina de Gualberto